SÓLO QUIEN COMBATE CONFORME
A LAS REGLAS PUEDE LOGRARLO

por Bort von Nothuräm

Esta frase resume una de las enseñanzas fundamentales de la Kala. La escribió don Baldur Agripa, el Hari de la 7ma Vehm de Nothuräm, y se la legó conjuntamente con 18 elevados preceptos éticos a don Hyranio Garbho fundador de la Orden de los Caballeros del Nuevo Reino de Thule. La importancia de los llamados por nosotros cultores de la Kala, Preceptos de Baldur, se puede resumir en una expresión dada por el maestro que dice: “con estos Principios se fundan imperios”, pues son la base, el cimiento sobre el cual se construye para el futuro, aquello que perdure, aquello que sea capaz de resistir la fuerza entrópica de la existencia, y la corrosión que genera el paso del tiempo en toda obra humana. El primero de estos principios es “La Obediencia”, el cual se encuentra en la esencia de este primer precepto de Baldur: “Solo quien combate conforme a las reglas puede lograrlo”. Esta expresión hace alusión a la acción, al combate en la vida, que implica todo proceso de construcción, toda acción que tiene un fin concreto, el acto de construir, siendo aquello que se construye o hace: La Obra o aquello que suma para La Obra. Por lo que la condición para garantizar el éxito de la tarea a realizar, que el fruto de la acción emprendida sea provechoso, será “combatir conforme a las reglas”, por lo que en el fondo es únicamente el Principio de la Obediencia, lo que garantizará que la acción emprendida tenga éxito. Cuán importante es ese Principio, o valor eterno de la obediencia, que encabeza toda enseñanza ética Aria. Esto implica muchos aspectos, es decir, la Obediencia, en nuestra organización tiene que ver con valores como el respeto irrestricto y consideración superlativa a la Jerarquía, la humildad para posponer el interés personal en segundo o tercer lugar por el interés de la comunidad Arkhanen, es decir la voluntad de sacrificio por nuestra comunidad. Pero la Jerarquía entre nosotros no significan privilegios, todo lo contrario, implica mayor responsabilidad, al imponerse una carga sobre los hombros, el saber que como líder se cargará con la responsabilidad del crecimiento espiritual e integral de los camaradas bajo su mando, no es cosa menor. Todo esto constituye el Honor de un Arkhanen. El defender la Jerarquía, el defender el principio de obediencia, y exigir a nuestros pares el hacerlo, ciertamente generará una cultura basada en lo superior, y el honor de pertenecer a una comunidad en donde cualquier orden, emanada por los líderes, por los miembros de la Vehm, por el Primado de Nothuräm se deberá considerar inflexiblemente, pues la responsabilidad y las razones que tenga el mando para tal o cual decisión u orden, en una comunidad Aria, son conocidas por el mismo, y se deberán cumplir sin cuestionarlas en absoluto. La disciplina constituirá un valor inestimable al interior de nuestra organización. Sin disciplina, sin obediencia, sin respeto por la Jerarquía, sin Honor de todos sus miembros en hacer prevalecer estos valores, seriamos simplemente un club de amigos, ligados por simpatías, tan efímeras como vanales, tan frágiles y débiles que un pequeño conflicto, o un “orgullo” herido, o lo que es peor la sinrazón misma, podrá destruirnos. Y si simplemente un grupo humano convencido de estos principios puede conseguir las conquistas por las que lucha, que más entonces conseguirá una organización como la nuestra que cultiva la Tradición, que aprende la Sagrada doctrina de la Aria Aurea Catena, y que se sujeta a la Kala, a Dios mismo. Si cada uno de nosotros llega a la comprensión profunda de este primer principio ético, lo que significa la obediencia para un Arkhanen Sibbar, lo que significa combatir conforme a las reglas, entonces será un bastión, se convertirá en fortaleza, en valor, en un pilar de defensa, escudo, arco y flecha de ataque, porque finalmente camaradas en esto se resume la frase de la Orden Negra, de la Orden del Sol Negro, de las SS Hitlerianas: “Mi honor es mi lealtad”. 

Widget is loading comments...

VOLVER A LA CUMBRE DEL ÁGUILA

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL